Saltar al contenido
Expandiendo horizontes

La actitud viajera: los 7 rasgos de la vida nómada

Rasgos para una actitud viajera o nómada

Características de la vida nómada o rasgos para una actitud de viaje.

Si hay algo que ha sido esencial para mí al viajar venciendo a todos los miedos que llegan es lo que yo llamaría la actitud viajera ¿quieres saber qué es para mí? ¡Lee este artículo y buen viaje!

Los 7 rasgos de la actitud viajera

Muchas personas me preguntan cómo es posible que esté un día en Canarias y al cabo de un tiempo, cuando me vuelven a escribir, les responda desde Los Ángeles o Tijuana.

Se preguntan la manera en que financio mis viajes, dónde me alojo, qué hago para estar tanto tiempo fuera de casa, entre otras. Iré respondiendo a todas estas preguntas poco a poco, porque creo que es esencial empezar por algo tan básico como la actitud (es decir, la manera en que obramos o respondemos a la vida en cada momento).

1-. Capacidad de renuncia y austeridad

Tras comprar mi primera mochila de viaje, decidí dar el primer paso: empezar por decidir lo que llevaría en mi mochila y lo que dejaría atrás.

Decidas viajar con unos buenos ahorros o hacerlo con pocos recursos, conviene establecer bien nuestras prioridades antes de dar el salto. En base a ellas, escogeremos lo que nos llevaremos en el viaje y lo que gastaremos. Es decir, hay que tener un presupuesto estimado a través de una búsqueda en google acerca de los lugares que visitas y de los precios de cada cosa. Desarrollar cierto carácer minimalista y ser consciente de que muchas cosas no las necesitamos nos ayuda a decidir “de tal cantidad no voy a pasar” y cumplirlo.

Para esto, es bueno tener claros nuestros valores principales y saber renunciar a las cosas que no nos interesan. En mi caso particular me di cuenta de que mis valores principales eran los que entendía por “libertad”, “aventura”, “incertidumbre”, entre otras. Lo hice a través de un ejercicio de escritura y organización de valores. Importante también señalar que estos valores varían con el tiempo.

2-. Consciencia:

Podemos definir la conciencia como “el grado de conocimiento de uno mismo y del entorno”, aunque también se suelen referir las definiciones al grado en que podemos interpretar si nuestros actos están “bien” o “mal”. Cuando yo hablo de consciencia al viajar, me refiero básicamente a viajar con la mejor intención posible hacia nuestros propios procesos y el entorno que nos acoje.

Actitud viajera es dejar una buena huella allá donde vas
La actitud viajera implica conciencia

Reconozco que, a veces, mi propia especie me asquea: andar por un paraje natural y descubrir latas que llevan posiblemente más de diez años entre los árboles. Asco y vergüenza ajena, porque vas a un lugar que te recibe sin pedirte nada a cambio.

Si la llenas de basura, de verdad, ni salgas de casa: quédate en tu casa y deja la mierda en el piso de tu salón.

La consciencia comienza por lo que consumimos en casa y termina por el suelo que pisamos. Se inicia sabiendo que nuestros actos, nuestra forma de consumir y la manera en que vivimos afectan al entorno incluso más allá de las distancias.

La idea es que haya la menor intervención en los lugares donde estemos, desde lo medioambiental hasta lo cultural.

Tu misión no es cambiar la mentalidad de nadie, sino expandir la tuya.

Lo de la conciencia sigue en el siguiente rasgo:

3-. Empatía y humildad

Viajas cuando lo haces teniendo en cuenta quem, en el movimiento, visitarás lugares extraños donde la cultura es muy distinta y nadie tiene que pensar como tú. Puedes exponer tu visión del mundo, pero no imponerla. Ese punto me parece el principal, sugiero iniciar por aquí.

Con esto conseguirás no solo expandir tu conocimiento a otras formas de pensar. También te ayudará a entender mejor la profundidad de las culturas, ¡pero es que además podrás hacerte entender mejor porque eres consciente de qué punto parte la otra persona.

Para mí la comunicación es lo más importante y empieza por una escucha realmente activa, empática y cercana con otro ser (incluye aquí a todo tipo de animales).

4-. Capacidad de planificación y organización:

Juro que esto es lo que más me ha costado en la vida. Aunque aun me cuesta, reconozco que afinar esta capacidad ha conseguido salvarme la vida más de una vez (quizá es una forma de hablar, pero sí que me ha servido en muchas ocasiones).

Lo diré una y otra vez: no puedes tenerlo todo controlado durante el viaje, hay que tener cierta aceptación de la incertidumbre. Pero sí es esencial que, a la hora de moverte, sepas exactamente adónde puedes ir, qué recursos tienes a tu disposición y a quién llamar si se desata el caos. Es decir: tener un plan B, Lo cual empieza por tener un plan A. Tengo pendiente escribir un artículo acerca de cómo he ido aprendiendo a planificarme.

Puedes utilizar muchísimos recursos como calendarios y agendas para organizar el tiempo, mapas o aplicaciones para organizarte.

Google Calendar ayuda mucho a gestionar el tiempo si se usa bien. Entre todas las cosas, la posibilidad de anotar ideas y pendientes ayudan mucho. Para eso, podemos usar aplicaciones de notas como Evernote o un sencillo Whatsapp.

Bueno, aparte de todo eso, informarte sobre los requisitos y documentos necesarios para cruzar una frontera, temas sanitarios acerca de vacunas, fechas más o menos recomendables para moverse, etc.

5-. Percibir la vida como un viaje

Mi forma de sentir la propia vida cambiaron considerablemente cuando empecé a viajar sin billete de vuelta. Cuando comencé a viajar sin prisa, disfrutando cada momento como lo único existente, sentí que mi hogar se expandía.

Hay quienes viajan al Himalaya para encontrarse. Si bien lo más probable es que te veas perdido o perdida en el Himalaya, estas son aventuras que te hacen encontrarte con otras maneras de ver el mundo.

El sentimiento de expandir el hogar hizo raíces cuando percibí mi casa como un destino más y cada destino como mi propio hogar. Porque, ¿sabes qué? La humanidad es nómada desde antes de desarrollarse tanto. Si ahora poblamos tantos lugares en el mundo esto ha sido así por la movilidad inherente a nuestra especie.

6-. Paciencia:

Vas a reír, vas a llorar. En unas ocasiones, la inspiración te invadirá. En otras, vendrá la soledad a arrebatarte todo ese buen genio. Como naciste, algún día morirás. Como aquel árbol que perdió las hojas, en otro momento florecerá lumínica otra emoción.

Creo que es importante ser consciente en todo momento de las emociones que nos acompañan durante un viaje y tener en cuenta que vas a viajar también por dentro. Hay una manera interesante de aceptar la polaridad. Yo lo hago así: escribiendo cada uno de mis rasgos o comportamientos principales frente a la vida. Tanto “positivos como negativos”.

Paciencia en el viaje, Puntagorda, Canarias
Caminando desde Puntagorda hasta el Roque de los Muchachos

En la segunda parte, busco el antónimo de cada rasgo y lo pongo al lado. En este ejercicio reconozco que puedo ser, según la ocasión, “optimista” y “pesimista”, “proactivo” y “reactivo”, “solitario” y “social”.

7-. Creatividad:

Considero esta la más importante de las actitudes, porque dentro de ella hay una serie de rasgos que nos hacen la vida mucho más completa. Todas las personas tenemos la capacidad de ser creativas, porque no es algo con lo que se nace sino que además se puede entrenar. Desarrollar suena menos couch, quizás? Pienso que es inherente al ser humano pero no a todos les interesa.

Pero sobre esta actitud me voy a centrar en la segunda entrega de esta serie de post. ¿Por qué? Porque es la actitud que lleva dentro de sí otros tantos rasgos como la apertura mental. Además, es un medio para ganar algo de dinero mientras viajas. Por lo pronto voy a pasar al cómo desarrollar la actitud viajera sin siquiera salir de casa.

1 ¿Cómo desarrollar una vida nómada o actitud viajera sin salir de casa?

¿Puedes desarrollar tu actitud viajera sin ni siquiera salir de casa? Mi respuesta es . Incluso tienes un apartado dedicado a esto.

Leer y escribir a lo Julio Verne:

Julio Verne escribió en el siglo XIX una aventura alrededor del mundo en globo realizado en 80 días. Todo esto sin GPS. Sí tuvo que leer, documentarse e informarse bien acerca de todos los destinos que aparecían en su novela.

Julio Verne, viajero
El propio Verne relató los viajes de un personaje por lugares donde nunca estuvo

Utilizo esta breve referencia para invitarte a hacer algo parecido durante el tiempo que no puedes viajar. Puedes leer blogs de viajes o documentarte sobre destinos que te interesen. Activa la curiosidad por lo que contiene el planeta a lo largo de toda su corteza. Invitar a hacerlo desde sus temas de interes, por ejemplo, comer, nadar, caminar, fiesta, etc.

Luego, pasa de la curiosidad a la imaginación y ten un rato contigo para decidir un viaje ideal. Luego, puedes escribirlo, dibujarlo, hacer un collage ohacer un playlist con musica del mundo. Exprésalo tal cual lo imagines, con todo lo que pueda surgir durante ese viaje. Todo esto, incluyendo las partes divertidas así como los posibles problemas que puedan surgir

Igualmente, una buena historia no podría contarse si no hay conflictos. De los conflictos viene el cambio y del cambio, la variedad de experiencias.

Además de esto, te invito a que realices tareas nuevas y le des rienda suelta a la imaginación para ampliar la zona de confort. Acampa en tu propia casa o come como otras culturas).

Alojar personas que ya estén viajando:

Plataformas como Couchsurfing o andar con viajeros nos dan la oportunidad de alojar a personas que viajen por tu zona. Si aún no sales al Mundo, que el Mundo venga a tu casa

¿Por y para qué?

Porque más de una vez vas a necesitar un alojamiento mediante este sistema de alojamiento, sobretodo si no quieres gastar tanto. Cuantas más personas alojes, más recomendaciones tendrás. Cuando viajes por otros destinos, las personas a las que consultes por alojamiento sabrán más de ti.

Por otra parte, conocerás de primera mano la manera en que viajan otras personas y podrás utilizar más de un consejo que te llegue.

Solo por eso, quizá te sea más fácil encontrar sitio. Además, creo que si desarrollamos la actitud de dar acabamos recibiendo. Es un tema energético. Créeme solo si quieres, pero sobre todo pruébalo.

Potenciar la actitud viajera sin viajar

Vale, seguramente ahora te sostiene un trabajo y tienes una vida que no te permirte irte un mes a México “sin problemas”. Entonces lo que puedes hacer es dar rienda suelta a tu imaginación. Empieza invirtiendo en tus artículos de viajero. Puedes empezar por la mochila, la tienda de campaña y el saco de dormir.

¿Por qué invertir ya?

Porque si estás aquí leyendo esto, como ya decía, estás dando un primer paso. El interés como primer paso. El primer paso es la tercera vez que dices primer paso en dos renglones como principio de una larga travesía. Comprando todas estas cosas le estás diciendo a tu mente la mente miedosa a la mente creativa “no vayas ahora a ponerme el pie delante, porque voy a empezar a viajar por más que me digas lo contrario”.

En segundo lugar, invirtiendo en todo esto comienza el segundo paso: viajar por tu ciudad, región, isla o país aunque sea un poquito.

Lo que puedes hacer, entonces, es utilizar tus días libres para irte cada vez un poco más lejos y acampar por ahí. Además, seguramente hay un montón de museos y parques bonitos para ver cerca de la zona donde vives. Desarrolla la actitud viajera desde la comodidad como si estuvieses en India. Dale rienda suelta a la imaginación.

Por otra parte, también te invitaría a explorar los talentos que puedas tener para desarrollar alguna actividad para ganar dinero mientras viajas, ya sea tocando un instrumento, vendiendo tus dibujos o haciendo comida, (incluso, escuchando a la gente, Varios pagan por esa cualidad que se ha ido perdiendo en estos tiempos modernos) de lo que ya hablaremos posteriormente.

Para la creatividad, hay menos que esperar, porque será el siguiente artículo que publique.

Para enterarte, puedes seguirnos en las siguientes redes sociales.

Mientras tanto,

¿Qué es para ti la actitud viajera?

¡Ya sabes que agradecemos todos los comentarios que nos puedan dejar! ¿Qué es para ti la actitud viajera? ¿Qué rasgos son los que notas en ti respecto al viaje? ¿Qué rasgo de la actitud creativa añadirías como imprescindible para el viaje?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.