Saltar al contenido
Expandiendo horizontes

La actitud creativa y 7 ideas para desarrollarla

Actitud creativa ante los problemas

Como habrás visto en la página de inicio, no queremos que este blog se limite a hablar de viajes por el mundo, sino también de la parte más humana. Queremos hablar de viajar hacia dentro. Es por eso que en este post quiero hablar sobre lo que entiendo por actitud creativa. ¡Claro, al final del mismo hacer una relación de dicha personalidad con el hecho de viajar!

Es más, esta es una ampliación del post sobre la actitud viajera, donde nombraba la actitud creativa como parte de la otra.

Qué es la actitud creativa

La actitud creativa es aquélla por la cual podemos dar respuesta a distintas situaciones de manera novedosa. Además, nos ayuda a observar y ser flexibles frente a todas las opciones que se abren en nuestro camino. Con una actitud creativa, nos referimos a aquella con la cual podemos amoldarnos a cada momento o persona sin perder nuestra propia esencia. Más bien, potenciándola.

Creatividad: a problemas viejos, soluciones nuevas

Se suele asociar la creatividad a la resolución de problemas. De hecho, se habla de procesos similares. Según Graham Wallas, la creatividad se compone de las siguientes 4 fases,

  • Preparación: En esta fase nos hacemos conscientes del problema o la situación que necesitamos afrontar. Puede ser un aspecto conflictivo de la vida, así como un reto creativo en el trabajo u otras tareas.
  • Incubación: Tras hacernos conscientes y valorar el problema, lo interiorizamos para que surjan todas las ideas probabilidades respecto al mismo.
  • Iluminación: Se refiere al momento en que, de improvisto, surge una solución. Viene siendo algo así  como el clásico “¡Eureka!”. Estás en otra cosa, sin pensar en aquello para lo cual quieres hallar una solución, ¡y ahí está cuando menos lo esperas!
  • Verificación: Ponemos a prueba la solución y verificamos su grado de efectividad, así como las respuestas del entorno.

Rasgos de la personalidad o actitud creativa:

Si hay algo que me ha servido para viajar como lo he hecho hasta ahora, es mi constancia en tratar de desarrollar conscientemente una personalidad creativa y abierta. Este tipo de personalidad consta de varios rasgos definidos en diversos estudios, tests y artículos de corte científico.

En mi caso, he decidido escoger las que más me han ayudado a salir de los viajes más duros con el máximo disfrute y aprendizaje.

  • Flexibilidad:

La seguridad no es algo seguro. Digo esto porque, aun queriéndolo tener todo controlado, algo esencial es siempre tener un plan B o, al menos, la oportunidad de improvisar con calma y confianza. Nadie puede controlar de qué manera las cosas se van a torcer. Entendamos la improvisación como algo que se debe preparar y estudiar, no como hacer las cosas sin saber a dónde nos dirigimos.

Pero, ¿cómo nos preparamos para lo imprevisible? Al menos en lo emocional, es cuestión de tomar consciencia de que el cambio es constante e inevitable. Esto nos hará más resilientes y flexibles. Sobretodo, nos hará mejores observadores respecto al entorno.

Aún cuando lleves una vida “segura”, el cambio siempre nos pilla desprevenidos. Ya sea en nuestro físico, como en nuestro entorno (como hemos podido observar durante estas fechas de confinamiento), el inevitable paso del tiempo es tan solo la manera humana de medir el cambio.

Son estas las ideas que me han ayudado adaptarme a un medio lleno de incertidumbre para llegar a un punto deseado y a la vez sorprendente. Gracias a una actitud flexible, en más de una ocasión me he sorprendido encontrándome a las personas y circustancias precisas en el momento que más las necesitaba. Mi tranquilidad me ayudó a observar y dar los mejores pasos en estos momentos.

  • Fluidez:

Tiene mucho que ver con la flexibilidad, pero este término lo relaciono más con una especie de danza. La vida te da una vuelta y tú tienes la oportunidad de tomar ese giro con más o menos elegancia, aprovechando su inercia. Bruce Lee nos invita a ser como el agua: puede adaptarse tanto a la forma de una copa como a los límites de un río.

Cuando nos encontramos en situaciones extremas, cuánta mayor sea la fluidez mejor será el viaje. Un poco más adelante, en este mismo artículo, verás la mentalidad que me ha permitido ser cada vez más fluido. Por adelantar algo: este carácter se construye saliendo de nuestra zona de confort, viajando y cuestionando nuestras certezas.

  • Curiosidad:

La persona creativa es curiosa. No se conforma con una sola realidad, sino que quiere expandirla y estirarla como un chicle por medio de la percepcion. Tener curiosidad te permite ver con los ojos de un niño el mundo que nos rodea. Cuando éramos más peques, todo nos parecía una exploración. Teníamos miles de preguntas para hacernos con lo que aparecía ante nuestros sentidos.

Esta misma manera de ver el mundo con curiosidad se encuentra aún entre nuestras capacidades. Solamente no debemos olvidarla.

Esto empieza por ver cada cosa como si fuera algo nuevo para nosotros aunque ya lo hayamos visto. Esta actitud la veo indispensable para desarrollar las dos anteriores, ya que salga como salga el viaje todo te parecerá nuevo y explorable. Imagina lo apasionante que sería recorrer todos los días el mismo lugar “por primera vez”. Es más, como decía Heráclito, “no puedes bañarte dos veces en el mismo río”.

  • Apertura mental:

Va después de la curiosidad porque creo que parten de la misma esencia. La curiosidad es un estado por el cual miramos la vida sin filtros, como desde cero. Sin embargo, con la apertura se añade la característica de que es libre de juicios. Sencillamente, tratamos de conocer el mundo con todas sus diferencias respecto a tu manera de sentir y comprender la vida.

Con la apertura mental será más fácil respetar y comprender pensamientos y filosofías distintas a las propias costumbres. Querrás ir más allá y te permitirá preguntar más que argumentar. Todo esquema de pensamiento tiene un por qué y un para qué. Como no somos quiénes para discutir o tratar de cambiar el pensamiento de otras personas o culturas, ¿por qué no abrir el corazón a lo que tengan que enseñarnos?

Podemos compartir nuestra visión del mundo, pero nunca imponerla.

  • Soledad:

En otras webs acerca “la personalidad creativa” se afirma que hay en ella cierta tendencia hacia la soledad. Si bien no sucede en todos los casos, es importante en el desarrollo creativo vivir el silencio. Además, habrá momentos del viaje en los que convenga tener desarrollada esta capacidad, ya sea para contemplar la naturaleza o encontrarnos con nosotros mismos.

Aun viajando en compañía, la soledad es una de las capacidades que hay que entrenar para viajar por el mundo. Créeme que tanto a ti como a tu acompañante les va a apetecer hacer cosas en soledad. De hecho, es una necesidad. Pongamos como ejemplo que en la misma ciudad hay 4 planes pendientes y solo quedan 2 días por disfrutarlos. Van a tener que renunciar a alguno y puede que no les apetezca las mismas cosas. Se trata de establecer cada prioridades.

Por otra parte, ¡qué bueno encontrarse después y contar lo que ha pasado!

En caso de que viajes sin nadie más, probablemente te tocará afrontar en soledad momentos difíciles. Es por eso que en el siguiente punto vas a encontrarte con 7 ideas para desarrollar tu actitud creativa y recibir lo que venga con mayor resiliencia.

7 ideas para desarrollar la actitud creativa

1 Rómpete los esquemas.

Atrévete a hacer cosas nuevas, a expandir los límites de tu zona de confort con pequeños cambios. Esta es la mejor manera de ampliar nuestra flexibilidad y fluidez. Date la oportunidad de desarrollar habilidades que nunca pensaste ejecutar, ya sea tocar la guitarra o cocinar una comida nuevo.

2 Toma notas de tus ideas, utilízalas y conéctalas.

Desde que tengo memoria siempre llevo una libretita pequeña de fácil acceso a todas partes. Aunque no la puse entre los rasgos principales, otro de los que caracterizan la personalidad creatividad es la inteligencia conectiva. Cuantas más ideas anotes, más capacidad tendrás de asociarlas y jugar con ellas.

3 Desarrolla la curiosidad.

De la misma manera que hablo de hacer cosas nuevas, también te invito a leer sobre temas distintos a los que sueles leer. Busca información de cosas que te generen una pequeña curiosidad. Pero sobre todo, como digo en anteriores puntos: desarrolla la capacidad de mirar la vida con ojos pueriles.

Puedes desarrollar la curiosidad buscando nuevas lecturas, a través de documentales de cosas que no se te hubiese ocurrido, recorriendo nuevos caminos, etc. También puede ayudarnos mucho en este el punto 4.

4 Relájate, medita, olvídate del mundo durante unos minutos al día…

¡Porque vivimos saturados de información y estímulos!

Hay personas que dicen “yo no sirvo para meditar” porque la mente les va a cien por hora, es normal entre tanto ruido. Por otra parte, que quede claro que meditar no significa apagar la mente o dejar de pensar. Al fin y al cabo, la naturaleza de la mente es la actividad, pensar todo el tiempo.

Así que con 5 ó 10 minutos que te dediques a pasar “fuera del loco mundo”, estás haciendo una gran contribución a tu calidad de vida. Nos han acostumbrado a ocupar todo nuestro tiempo haciendo cosas y en realidad esto no ayuda a nadie.

5 Identifica algo que te apasione, inspírate y ¡copia!

¿Te gusta escribir? ¿Te relaja dibujar? ¿El tiempo que usas para cocinar calma? Identifica tu pasión y desarróllala aplicando la propuesta número 1, la rotura de esquemas. Busca otras maneras de hacerlo. Consume más estímulos de esa actividad que te apasiona.

Para reconocer lo que te apasiona, identifica aquello que tiendes a hacer casi a diario por gusto. Si además pierdes la noción del tiempo haciéndolo, posiblemente vas en el camino correcto. En mi caso, me encanta escribir y estar en la bicicleta. Me podría pasar horas haciéndolo y no tendría conciencia del tiempo pasado.

También tienes una pista de esto mediante artistas que te gusten. Piensa en los lugares donde sabes que hay gente muy buena haciendo aquello que te guste. Inspírate e incluso copia sin miramientos otras ideas de ese ámbito para desarrollar las tuyas.

Podrías preguntarme, “¿copiar? ¿Pero qué tiene eso de original?” Para empezar, estarás derrumbando uno de los miedos de la creatividad: el miedo a no ser original. En este caso, ¡a la mierda la originalidad! Copiar es una buena manera de inspirarte y construir una nueva visión de lo que haces, como digo, sin miedo a no ser original.

6 Juega, experimenta, vive.

Todo cuanto hagas en la vida, tómalo como un juego.

7 ¡Cuídate!

También puede parecer muy obvio: cuidarse nos ayuda en todos los aspectos de la vida. Así es y, como no podía ser menos, con la actitud creativa funciona igual.

Mientras mejor duermas, mejor funcionarás. Por otra parte, toma consciencia de lo que comes. Es más: cuando termines de leer este artículo te invito a que busques por internet acerca de alimentos que mejoran nuestras funciones mentales y por tanto la creatividad.

Algunos ejemplos son el chocolate negro, los arándanos, algunas frutas, entre otras.

Actitud creativa en relación a vivir viajando.

No, una forma de vida dedicada a viajar constantemente no puede considerarse fácil al 100%. Escribo esto desde Tijuana, un lugar donde decidí pasar una semana. Por ciertas complicaciones, llevo aquí medio año. Ahora bien, esta forma de vida tampoco es tan compleja como pueda parecer en un principio.

Viajar supone renunciar a ciertas comodidades, lo cual nos prepara para la vida. Eso sí: estoy seguro de que siempre se “gana” el doble de lo que se “pierde”, ya que desarrollarás una serie de actitudes que te servirán para dar respuesta a distintas situaciones estés donde estés.

Viajar desarrolla la actitud creativa y esta es útil para seguir viajando

Considero que a todo el mundo le viene bien salir de la zona de confort y conocer las culturas de otros países o ciudades (cada región del mundo tiene sus particularidades). Según lo siento, viajar te hace desarrollar la actitud creativa y a la vez esta te prepara para viajar.

¿Cómo crees puede ayudarte una actitud creativa en tu día a día?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.