Saltar al contenido
Expandiendo horizontes

Viajar desde casa en 10 sencillas ideas

En este artículo quiero contarte algunas ideas para viajar desde casa para momentos en que nos es imposible salir del hogar.

10 formas de viajar desde casa 

[lwptoc width=”full” float=”center”]

Lo reconozco: siempre fui un aventurero salvaje, un viajero nato, “un cabrito del monte”. Por eso creé este blog cuyo enfoque principal es animar a muchas personas a viajar venciendo al típico miedo que suele interponerse. Pero también he tenido muchos encierros por causas creativas. Es por eso que también creé esta web pensando en hacernos más viajeros por dentro.

En plena crisis del Covid-19, recuerdo todas aquellas veces que me quedé en casa por iniciativa propia cuando empecé a vivir solo, fuera por el motivo que fuera. Mientras tanto, usé la imaginación entre otros medios para seguir viajando sin moverme de casa.

Tiempos para quedarse en casa

Iba viajando tranquilamente por la costa del Pacífico para compartirlo en esta web, ¡cuando de pronto una pandemia ataca el mundo!

Viajar en bicicleta durante coronavirus
Con la que nos está cayendo me quedan dos alternativas para moverme: la bici y la imaginación

Como ya no puedo volver a casa en mucho tiempo y me queda aventura por delante, he decidido poner en una lista todas las ideas que me sirven para mantener el espíritu viajero.

Planes para viajar desde casa

Para personas que como nosotros, para quienes querían viajar este año y para la gente que ya esté aburrida y sin saber qué más hacer, he preparado esta lista enfocada a preparar la visión viajera desde casa.

1-. Libros y lecturas de viajes

El clásico de los viajes desde casa por excelencia. En el siglo XIX ya muchas personas podían viajar desde su hogar con libros y crónicas de viaje. Un ejemplo muy interesante de esto es el de Julio Verne, que dio la vuelta al mundo en globo durante ochenta días sin moverse de su escritorio. De hecho, aunque fue un gran viajero, no llegó a conocer todos los destinos de los que habla en su libro.

Julio Verne, viajero
El propio Verne relató los viajes de un personaje por lugares donde nunca estuvo

Actualmente hay muchas maneras de leer sin necesidad tampoco de un libro. Desde la clásica literatura hasta el mundo online, con distintos blogs y guías de viajes. En este caso, voy a tirar de la literatura y quiero recomendar algunos libros de personas que se caracterizaban por escribir y viajar la mayor parte de su vida. Leer sobre sus viajes para que las neuronas se vayan preparando y además con los libros tenemos la ventaja de viajar en el tiempo:

Jack Kerouac

Uno de los primeros libros que se me vienen a la mente dentro de la literatura de viajes es En el camino, por Jack Kerouac. Descubrí a Jack Keruac por la generación a la que pertenecía, los llamados Beats, una generación literaria formado por personas de lo más Underground.

Este libro, que se considera una de las obras clave de esta generación, es lo que el propio Jack Kerouac definió como su historia “en la carretera” entre las costas este y oeste de EEUU, a partir de conocer a Neal Cassady, que en esta novela toma el nombre de Dean Moriarty. En el segundo caso, habla sobre su etapa en el budismo junto con el también poeta Gary Snyder, su amigo budista que figura bajo el nombre de Japhy Ryder,

Mark Twain

Un día comenzó a viajar con su hermano y ya no pudo parar. A partir de entonces empezó a ser conocido por su escritura, pero con crónicas de viajes incluso antes de comenzar a publicar los libros por los que hoy en día se le conocen.

Suya es una cita célebre que me encanta: “Viajar es fatal para los prejuicios, el fanatismo y la estrechez de miras, y mucha de nuestra gente lo necesita gravemente por estas razones. No se pueden adquirir puntos de vista amplios, saludables y caritativos sobre los hombres y las cosas vegetando toda la vida en un pequeño rincón de la tierra”.

Patricia Almarcegui

Entre los libros dedicados a los viajes no podía evitar nombrar a Patricia Almarcegui, que ha dedicado su escritura a la temática viajera. Durante todo el tiempo que he viajado me he encontrado con varias mujeres viajeras que suelen expresar que se encuentran mucho con un tópico muy típico: la creencia de que una mujer no podría viajar sola.

Si ya de por sí se nos dice locos a los viajeros que emprenden el viaje en la propia vida, cuando eres mujer se convierte en algo acostumbrado.

Es por eso que creo esencial que Patricia Almarcegui esté entre mis recomendaciones. Por otra parte, cuenta con variedad de opciones: desde novelas hasta recopilaciones de artículos y crónicas.

Ida Pfeiffer

Viaja desde casa con Ida Pfeiffer
Ida Pfeiffer dio la vuelta al mundo dos veces al cumplir los 45.

Por seguir en la línea, otra mujer viajera. La escritora Ida Pfeiffer, que con 45 años dejó su vida hogareña para recorrer el mundo y llegar a contar ni más ni menos que con dos vueltas al mundo.

 

↗↗ Lo recomiendo si no quieres cargar con libros durante el viaje.

Por otra parte, también podemos leer artículos, noticias, documentos o archivos sobre otras culturas, etc.

2-. Viajar desde casa con el cine:

Películas de viajes

Hay muchas películas que cuentan los viajes de personas que existieron. Es el caso de películas como “En el camino”, adaptación cinematográfica del antes mencionado libro de Kerouac.

Pero si hay una película que me se me quedó grabada durante días fue “Hacia rutas salvajes”. En ella se cuenta la historia real de Christopher Johnson McCandless. Me encanta el estilo de viaje que se cuenta en esta película, donde se mezcla la aventura, la rebeldía y sobre todo el intento de vivir lo más cercano a la naturaleza más salvaje.

Películas sobre otras culturas.

Ya sea por medio de documentales sobre culturas del mundo o a través de películas que relatan las peripecias de algún personaje por otros lugares, esta es una manera interesante de viajar.

Siempre he pensado que una de las cosas más características del hecho de viajar es la posibilidad de dar con otras personas y formas de ver el mundo. Conocer distintas culturas no solo nos ayuda a conocer mejor el mundo, sino que además puede llegar a expandir nuestra mente.

También he preparado esta lista de reproducción con distintas películas y reportajes acerca de viajes y otras culturas. Algunas de estas las he encontrado buscando por la red y otras han sido sugeridas por ustedes a mis redes sociales.

3-. Organizar tus fotos de viajes

No he querido buscar estadísticas de cuánta gente aproximadamente tiene un caos con los archivos de fotos y videos de sus vacaciones, pero en mi caso ha sido toda una aventura. Antes de empezar a trabajar con tantos archivos como cuando fui editor de video, encontrar un archivo en mi ordenador era toda una odisea. Esto me dio muchísimos problemas.

De lo que estoy seguro es de que no he sido el único que lo ha sufrido. Por eso, directamente hice varias carpetas para separar las fotos de viajes, las fotos con la familia, etc. Es muy útil decidir las categorías con lápiz y papel si no sabes por dónde empezar y ordenar “por bloques” cada una de las fotos.

Si aún no lo has hecho, es el mejor momento. De una manera u otra, cada uno de esos lugares están en nuestra memoria y no hay nada mejor que las imágenes para despertar un recuerdo de viajes. Con este recuerdo, vienen de nuevo todos los recursos internos que nos permitieron movernos por el mundo.

4-. Escribe tus viajes realizados o imaginados:

También puedes dar la vuelta al mundo por medio de la escritura, como el propio Julio Verne que nombramos más arriba en este artículo. Escribir nos permite poner en palabras nuestros pensamientos, hacerlos más tangibles. Es una de las maneras en que me preaparo para un siguiente paso.

Para viajar sirve, ya que nos enfoca en el movimiento por otros lugares del mundo o de nuestra propia ciudad. Ttras los anteriores pasos tendremos la mente un poco más clara para imaginarnos un viaje y darle forma mediante la escritura.

Puedes hacer una lista de lugares que te gustaría visitar o lo siguiente:

  1. Escoge un lugar e infórmate un poco acerca de él.
  2. Escoge una forma de viajar (en bici, en furgo, con autoestop, etc).
  3. Imagina los lugares que visitas, los problemas que surgen, etc.
  4. Escribe, ¡dale rienda suelta a tu imaginación!

Por ejemplo, ya que no puedes ir por ejemlo a Las Vegas, ¿por qué no imaginar que la visitas por medio de la escritura? Además, con el siguiente recurso lo tienes un poco más fácil:

5-. Visitas virtuales para viajar desde casa

De un tiempo para acá, Google Maps tiene una herramienta que me encanta para escribir acerca de lugares donde nunca he estado: Street Views. Aunque hay muchísimos ejemplos entre los cuales puedes curiosear, una de las visitas virtuales que más me ha gustado es el que surge de la alianza entre Google Maps y Jordan Tourism Board (JTB):

Visita la ciudad antigua de Petra

Visita virtual a Petra
Visita la ciudad de Petra con Street Views

Otras opciones son Machu Picchu en Perú y Yosemite en California.

Además, existen museos como el Museo del Prado que disponen también visitas online. Es cuestión de saber qué lugares te interesan y probar suerte con Google.

6-. Prueba comidas del mundo.

Plato japonés Airbnb cocinas del mundo para viajar desde casa
Platos de comida japonesa en un intercambio de Airbnb

En este caso, viajamos por el mundo por medio del gusto y del olfato. Hoy en día no es demasiado difícil encontrar recetas del mundo. Ya sea que te interese la gastronomía de Japón como de cualquier región de tu país, de esta forma integras las maneras de comer de otros lugares del mundo.

Invitando y alojando a personas de otros lugares del mundo puedes hacer este recorrido gustativo, como cuenta en otra entrada Ivonne Ache acerca de sus tiempos de anfitriona de Airbnb. De hecho, ya puestos a alojar a personas, puedes prácticar lo de los siguientes puntos.

7-. Estudia un idioma.

Lee en ese idioma, ve películas en versión original, integra un nuevo mapa del mundo mediante otras maneras de hablar.

8-. Viajar desde casa mediante músicas del mundo.

He preparado la siguiente lista de reproducción para que puedas viajar por distintas maneras de escuchar el mundo. Puedes hacer la tuya o sugerirme más músicas y canciones para ir alimentando esta lista.

9-. Visualiza un viaje en tu interior:

Tómate un ratito para escoger una música que evoque el lugar que quieres visitar.

Busca la posición más cómoda que puedas y relájate.

Imagínate caminando por ese lugar que te gustaría visitar. Siente el peso de la mochila sobre tus hombros, los pies sobre el terreno que pisas, los olores que te rodean.

10- Aloja a personas de otros lugares del mundo

Esta ha sido una de mis favoritas. Si bien siempre he tenido plataformas como Couchsurfing, mi experiencia ha ido más allá de estas apps. Me gusta mucho conocer gente alrededor del mundo y cuando hay oportunidad darles espacio en mi casa para que puedan viajar por mi isla. En otros artículos me extenderé acerca de esta forma de viajar desde casa.

¡Cuéntanos que te permite quedarte viajar desde casa cuando no se puede salir!

Como ya sabes, en este blog invito a participación.

¡Coméntanos como viajas tú desde casa y qué ideas propondrías!

Entre los próximos artículos que vas a ver en esta web, publicaré una lista de actitudes que considero esencial para viajar. ¿Nos propones alguna?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

Me encanta viajar, de hecho, mi idea es pegarme unos años de nómada por el mundo. Hay mucho que ver y mucho que conocer y tienes toda la razón. Es una opción lo de viajar desde casa y desde luego, das mil y una ideas. Me guardo esta entrada porque das mucha info buena y quiero volver a releerla, sobre todo por anotarme a algunos escritores que no conocía, incluso la peli, que la tengo pendiente. Solo dime que no te gustó “En la carretera”. A mí me pareció de los peores libros que he leído.

Un abrazo fuerte. Te voy leyendo.

Responder

¡Gracias por el comentario antes que nada?
Lo cierto es que me encantan los escritores Beats. De Kerouac el que más me gustó, sin embargo, fue el de los vagabundos del Dharma. En la carretera me lo leí desde el rollo mecanografiado y ya seguía a esta generación de escritores así que lo leí con mucha curiosidad.

Es tan importante saber viajar sin moverse, estar preparados o preparadas para el cambio, que seguramente nos extenderemos con eso de viajar sin moverse del sitio :).

Responder