Saltar al contenido
Expandiendo horizontes

Ser anfitrión en Airbnb: mi experiencia como anfitriona

Anfitriona Airbnb relajada

¿Estás pensando abrir tu casa como anfitrión o anfitriona de Airbnb? Aquí te cuento mi experiencia.

[lwptoc]

¿Qué es Airbnb?

Airbnb es una aplicación que ofrece servicios de hospedajes. Su particularidad es que el propio usuario puede optar tanto a buscar alojamiento como a alojar a otras personas.

Mi experiencia como anfitriona de Airbnb en Tijuana

Por un año y medio estuve recibiendo viajeros mediante la app Airbnb. “Súper Anfitriona” y puntaje casi perfecto, lo cual no me era significativo, pues no tenía esa meta. Quería viajar pero no era posible económicamente. Entonces ¡si no puedo salir al Mundo, que el mundo venga a mi casa! -pensé.

Sólo conlleva ser buena onda (no complaciente o hipócrita), mantener la casa ordenada y atender mensajes ¡Oh, bueno, no! También implica confiar.

Pienso que grandes conceptos como “libertad” o “confiar”, los usamos a la ligera y al momento de ponerlos en práctica ¡Ay, ay, ay! suponen constancia y sinceridad profunda. Sí, una persona desconocida puede estar durmiendo a una puerta de distancia. Tan vulnerable estaba yo como ellos. Sí claro, soy una mujer soltera y mi exposición era mayor así que ¡confías o no!

Intuye, olfatea, lee entre líneas, mira a los ojos justo al abrir la puerta de tu casa. 

Huéspedes.

Ofrecía una habitación privada, áreas comunes (hay personas que no permiten el uso de la cocina, por ejemplo) y ¡muy importante! espacio para guardar carro.

Los huéspedes que recibí fueron: 85% hombres, 19% parejas, 5% mujeres y 1% padres e hijos. Los motivos principales para el hospedaje eran el trabajo, para cruzar a San Diego (compras, conciertos, familia), y visitar Tijuana: la capital de la cerveza artesanal en México (un poco irónico por el gran consumo de agua en una zona desértica)

Ser anfitrión en Airbnb te mostrará que los viajeros quieren conocer la ciudad a través de ti. A la vez, mientras les hables de ella la re-conocerás ♥. Es interesante decir lo bueno y lo no tanto -¡sin ser pesado, claro!-. A mí me ayudaba a generar confianza, a convivir y a fomentar una cultura de viajero responsable.

¿Quieres saber qué hacer en Tijuana fuera de la guía turística? Ya lo escribiré pronto 😉

“Cuando vayas a mi ciudad, tienes una casa donde llegar”

Satoshi.

La cocina suele ser el área de poder; el baño, la mayor debilidad y el mundo del olfato, el más primitivo. Muy pocos huéspedes usaron la cocina,pero  aún así, eran amenas conversaciones en la mesa. Con un visitante chino sentí el mayor compromiso de sentarme a la mesa, sorprendida de las enormes cantidades de comida que había dispuesto ¡Wow, 1 litro de cerveza para cada quién?! 

Mi amigo japonés me pidió permiso para cocinar todos los días ¡yo llegaba del trabajo y había un colorido bufette! Se emocionó con el “betabel” la palabra más difícil en su vida. 

 

 

Itadakimasu es el agradecimiento por los alimentos que vamos a comer.

Gochisosamadesita gracias por los alimentos recibidos. 

Como yoguini (practicante de Yoga) fue curioso que el chico indio iniciara su práctica de yoga conmigo. Pero bueno, con su ayuda planeamos mi visita a la India hasta que el enamoramiento se acabó ¡Así es la vida! Hice buenas amistades en general. 

Ahora que viajo y estoy en esa “otra” perspectiva, siempre le apostaré a confiar. Abre las puertas y sentirás el flujo de la vida.

Ganar dinero con una app como anfitriona Airbnb

Trabajaba en un tienda de productos orgánicos 40 horas a la semana. En el trimestre de junio a agosto gané 70% más en Airbnb en comparación con mi salario fijo. Es decir, estaba ganando por ser buena onda en mi propia casa. 

Otro afortunado caso fue el de diciembre a enero, pues el chico tenía un proyecto y necesitaba la renta por dos meses. Sin embargo, por las fechas familiares se fue prácticamente un mes completo. Es decir: pagó mi alquiler, viví sola muy a gusto e hice un buen amigo. 

¿Cuál es tu motivo para abrir un espacio Airbnb? 

Cualquier motivo es válido: ya sea como una fuente de ingreso desde casa hasta como por facilitar una estancia y tener compañía (la cual no está asegurada pero en mi caso fue sencilla y respetuosa). Sé sincero con tus motivaciones y miedos para hacerlo o no. 

¿Cuánto dinero piensas ganar? 

Este post promueve el alojamientos alternativos donde todos ganamos; es decir, buscamos un hospedaje distinto en precios y experiencias. Estamos dispuestos a relacionarnos con la gente en su cotidianidad, más que alojarnos en un hotel. 

Encontrarás tutoriales que te remarquen la constante actualización de una tarifa a conveniencia. Yo te invito a que seas quien le ponga precio a tu tranquilidad. Claro, el área donde te ubiques influirá. Mi vecindario no era de los mas populares ¡eso sí! muy centrico y seguro. Cobraba lo que yo podría pagar si fuera la viajera, así que me fue muy bien.   

¿Por cuánto tiempo estás dispuesta a convivir con personas desconocidas?

La estancia en mi casa era 1 noche mínimo, 3 máximo. A partir de esa convivencia y según las necesidades del huésped, acordabamos extender la estancia o no. Pueden darse lazos de confianza para tratos fuera de la app, sin intermediarios en rentas mensuales por ejemplo, sólo sé consiente que te quedas sin la protección de Airbnb, gustaba de pensar que eso es lo que yo pagaba con las comisiones.  

Hogar, dulce hogar.

 ¿Necesitas ayuda?

Es posible compartir responsabilidades con un co-anfitrión, alguien de tu confianza aunque no viva en la misma casa. Eso sí, sugiero que sea la misma persona quien le de seguimiento al huésped para evitar confusiones. 

Las fotografías son importantes. Aquí muestro la que yo usaba de portada: una sencilla hamaca. Hay perfiles que presentan su casa desde la fachada hasta el baño. Sé cuidadosa con lo que muestres: la habitación y algún área en común es suficiente. Si tienes espacio para automóvil ¡Muéstralo! verás que varios huéspedes te preguntarán por estacionamiento; si no dispones de él, piensa algunas opciones para proponer, como pensiones cerca donde se pueda estacionar.   

Airbnb te propondrá fotografías profesionales que no pagarás invirtiendo previamente, sino que te lo descontarán, gradualmente según cómo lo acuerden ¿Qué tan en serio quieres esto? 

Algunas consideraciones para ser anfitriona de Airbnb:

  • Si alquilas, es importante la honestidad con tu arrendataria. Es posible que lo prohiban y más si es un edificio con protocolos de seguridad. Tus vecinos también necesitan consideraciones, quizás no les importe que hagas Airbnb pero es mejor hablarlo amigablemente.  
  • Respecto al precio por noche, yo lo ajustaba basándome en que con 15 días funcionando pagaría la mitad del alquiler. El resto del mes la casa sería para mí sola. Ya cumplida mi expectativa, disponía de más días o no. 
  • Consulta la información que Airbnb te envía respecto a impuestos y leyes locales para este tipo de economía alterna. No te quitará mucho tiempo y es parte de tu responsabilidad civil.     
  • Al crear tu perfil sé lo más clara posible en tus condiciones. Esto será tu respaldo en cualquier inconveniente. Por ejemplo, si tienes necesidades específicas por cuestiones de salud como alergias. Importantes las consideraciones propias y de todos los seres vivientes de tu hogar: incluye a tus perros, gatos, visitas frecuentes de la abuela, homeschooling, etc. No digo que las anuncies al mundo, sólo tenerlas en mente por protección de todos.
  • Riesgos versus regalos. Aceptarás un contrato donde valuarás robos o daños a tu propiedad. En mi caso nunca reporté algo negativo. De hecho, recibí lindos regalos como libros, flores, cojines y hasta un sombrero tejido a mano. Ser anfitriona de Airbnb ha sido una buena experiencia para mí.

Cancelar reservaciones como anfitriona en Airbnb.

Como anfitrión de Airbnb tú asignas desde un principio la penalización económica y el periodo de tolerancia si un huésped cancela. Por supuesto, a ti también te aplicarán una penalización si eres tú quien cancela. Afortunadamente, la plataforma es muy fácil de usar, así que, si tienes alguna duda o desconfianza sobre el alojamiento, cancela a la mayor brevedad para no complicar el viaje. Después de dos cancelaciones, Airbnb ya tendrá su ojo sobre ti y tu compromiso. La plataforma tiene revisiones periódicas a tu actividad para asegurar la calidad del servicio. Nada oculto, incluso te avisan. 

Únicamente me sentí incómoda en dos ocasiones. En ambas eran chicos mexicanos con intención de estafar a Airbnb. Después de saludarnos y platicar por teléfono, uno de ellos me intentó convencer de reportarlo después de su salida, por un objeto roto o extraviado. Cobraba el seguro y le daba la mitad a él.

– ¿Eh? ¿por qué quisieras hacer ese cargo a su tarjeta? – ingenua que soy.

– Está bien, tengo muchas tarjetas.

Colgué.

La app siempre me hizo sentir segura y apoyada. Cuando yo lo reporté me dieron la confianza de que el usuario no vería mi información mientras resolvian. Días después se mantuvieron en contacto y me avisaron que ese usuario se había dado de baja. Fueron atentos y agradecidos. 

Más adelante consideré alquilar un departamento exclusivamente para Airbnb. Era el peor momento inmobiliario para la ciudad, todo muy caro y pocos permisos para subarrendar, así no era negocio. Incluso, es posible que considerar Airbnb como una fuente de ingreso princial esté elevando precios gentrificando los vecindarios. Para mí, éstas herramientas son un ingreso extra.  

Para el momento en que cerré ya era mucha la oferta de Airbnb. Esa remuneración no planeada estuvo muy bien, pero no me haría experta y ser anfitriona de Airbnb ya es una profesión. Economías complementarias como esta, nos recuerdan que el salario no basta para el precio de vida. Buscamos formas para aumentar ingresos, minimizando la lectura de “crisis” que tienen estas soluciones. Pocas personas abrirán sus casas por gusto, la mayoría es por necesidad. Caso distinto es ofrecer tu espacio en plataformas como Couchsurfing. Próximamente podrás leer sobre Alojamientos alternativos: opciones donde todos ganamos. 

Recomendaciones.

  1. Tú pones las reglas, las puedes especificar en la misma app (pocas personas las leen). No está de más tener algo impreso en la habitación. Las cosas claras favorecen la convivencia. 
  2.  Ubica datos importantes de la zona, como supermercados, farmacias y cajeros automáticos. De igual forma, ten explicaciones claras para las rutas de transporte público aunque tú no lo uses.
  3. Una cerveza, café, agua mineral y alguna botana vegana no deben faltar. Pequeñas cortesías que no te quitan y pueden ser llaves de la convivencia.  
  4. Genera un mapa de tus lugares favoritos para comer, bailar o tomar un café. Seguro que los huéspedes encuentran información de los lugares más visitados, la gran mayoría de ellos preferirán tus recomendaciones locales ¡Te lo aseguro! Es el momento de hablar de los negocios de tus amigos, difunde la economía local
  5. Ofrece libertad de movimiento. Tú decides los horarios de entrada y salida. Sólo considera que un viajero valora su movilidad, en ocasiones ni ellos mismos tienen certeza en sus horarios. Lo que más quieren es llegar y quitarse el equipaje ¡no dejes a las personas esperando, están cansadas regularmente! Yo confiaba y les entregaba una llave, a veces la dejaba en el cafecito de la esquina por si no me era posible recibirlos. Ahora, esta opción era muy esporádica, pues siempre preferí recibir a la gente… para vibrarla, sentirla. Ya desde la conversación previa, puedes percibir si se caen bien. Yo suelo mirar a los ojos cuando me presento.  
  6. Si has entregado llave, piensa cómo recogerla y dejarla (es más común), en caso de no haya alguien más en casa.
  7. En el baño yo dejaba jabón en cuadritos para usar de ser necesario. Disponía también una pasta de dientes, una esponja de baño y toallas femeninas a su alcance. Es posible que no se usen pero salvarán a la huésped de salir a buscar a medianoche. 
  8. Dispón de un espacio específico -y bien definido- en el refrigerador para sus alimentos. Es común que compren yogurt o leche, sobre todo si pasarán dos noches o más.  
  9. Asigna trastes para uso general, particularmente si tu alimentación es cuidadosa. Por ejemplo, las tablas para cortar carne.
  10.  Recuerda que estás expandiendo tu mundo, sé paciente o ciérralo. 

Pero, ¿qué mejor que probarlo con un descuento?

Finalmente, sé turista en tu ciudad antes de ser anfitrión o anfitriona de Airbnb ¿Por qué no pasas una noche en un Airbnb? Si entras aquí, y te creas un perfil por primera vez, obtendrás un gran descuento. Reserva, experimenta y decide.

¡Suerte!

Si este artículo te sirvió o tienes otras preguntas sobre ser anfitriona de Airbnb, escribe un comentario, será un gusto leerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.